03 Sep

El verano, la rutina y las parejas

¡Hola!

Mes de verano, de vacaciones y de fiestas. Y muchas personas siguen buscando sus parejas, como muchas dicen: “la mitad de mi naranja…”

Bueno, es interesante cómo buscamos fuera lo que muchas veces no encontramos dentro…

¡Nos quedamos mirando a todas las personas que están a nuestro alrededor y buscamos la que más se parezca a nosotros!

Sin embargo, muchas veces no paramos para pensar y contestar, si estaríamos enamoradas de nosotras mismas.

Sí, buscamos una pareja que esté a nuestro lado en todos los momentos de nuestras vidas, y que seamos capaces de estar a su lado en todos los momentos de su vida.

¿Y ya nos contestamos de qué manera vamos compaginar las dos vidas?

Estar con alguien todos los días de nuestras vidas es lo mismo que estar con nosotras mismas todos los días de nuestras vidas…

Despertamos de buen humor.. ¡Guay el día es estupendo!

Despertamos de mal humos… ¿En quién vamos a echar la culpa?

Despertamos sin saber qué hacer…. ¿Quién nos dirá?

 

Y aprovechando estos días en que nuestra rutina es distinta nos abrimos para encontrar la persona que nos va a acompañar a lo largo de nuestra vida…

¿Y cuándo volvamos a la rutina?

¿A la mayoría de días que vivimos?

¿Qué haremos?

Y además con una nueva compañía…

Escucho, muchas parejas que se separan porque no aguantaron la rutina, muchas que se separan porque no aguantan el mal humor de la otra persona, muchas que se separan porque no sabían que era despertar siempre al lado de la misma persona….

Y me preguntó: ¿Cómo es nuestra propia rutina, nuestro mal humor, despertar siempre con nosotras mismas…?

Antes de ser hombre y mujer somos personas, y como personas somos sociables, y como sociales vivimos con otras personas. Sin embargo muchas personas se olvidan de vivir consigo mismas antes de vivir con otras.

Y salimos para buscar pareja cuando lo mejor es quedarse y encontrarse para que la pareja llegué y sume en nuestras vidas.

Ya somos naranjas enteras, necesitamos encontrar otra fruta para hacer una buen ensalada ¡jijiji!

Y sumar todos los momentos, y cuándo decimos todos son todos: buenos, malos, saludables, enfermos…

¡Bienvenidas a vuestra vida, a vuestra rutina y a vuestro amor propio y que las parejas se encuentren completas.

¡Buenas vacaciones!

¡Buen verano!

Share this

DEJA UNA RESPUESTA