13 Ene

Cómo hacer CONTOURING paso a paso

 

El contouring está de moda. Es una técnica de maquillaje que permite dar forma al rostro y realzar tus mejores rasgos, así como disimular aquellos que menos te gustan. Es una técnica sencilla, basada en aplicar debidamente los claros y los oscuros, pero para conseguir el efecto deseado hay que saber aplicar los productos correctamente y conocer la forma de tu rostro para sacarle el máximo partido.

Las tres reglas básicas que debes conocer son: debes aplicar el tono más claro en las zonas que quieras resaltar; el tono oscuro, a las zonas que quieras disimular y, por último, es esencial que difumines todos los tonos a la perfección para conseguir un acabado supernatural y perfectamente integrado.

¿Qué productos necesitas?

Lo primero es preparar el rostro. Antes de empezar a maquillar siempre debemos limpiar e hidratar la piel. Después podemos aplicar una prebase, ideal para absorber la grasa, preparar la piel y fijar la base, así como y prolongar su duración. Antes de aplicar la base, corregiremos las ojeras y pequeñas imperfecciones como manchas o rojeces con un corrector.

 ¡Con el rostro ya preparado, empezamos con el contouring! Podemos aplicar una base ligera, tipo bb cream que aporta un acabado muy natural, o una base fluida más cubriente.

Para contornear el rostro, puedes usar una base cremosa o polvos de uno o dos tonos más oscuros que tu piel. Para las zonas que quieras iluminar, escoge una base o polvos de uno o dos tonos más claros. Los polvos iluminadores aportan un acabado perlado que dará a tu piel mayor luminosidad.

Recuerda que para aplicar los productos debes usar unas brochas adecuadas y profesionales.

¿Cómo aplicar contouring según la forma de tu rostro?

 Cada persona tiene el rostro de una forma diferente, y debes adaptar la técnica de contouring a esta forma. Es importante que conozcas bien la forma tu cara para saber cómo y dónde aplicar cada producto y así poder equilibrarlo y conseguir la armonía deseada.

Rostro ovalado

Los rostros ovalados son considerados simétricamente perfectos y son los más fáciles de maquillar, ya que requieren menos correcciones. Suelen ser más largos en la zona de los pómulos que en la parte de la frente y la barbilla.

 ¿Cómo hacer contouring con un rostro ovalado?

  • Aplica el tono oscuro justo debajo de tus pómulos, aproximadamente desde la mitad hacia el nacimiento de la patilla del pelo, para esculpir y definir la estructura ósea. Acuérdate de difuminarlo bien en forma de círculos para conseguir un efecto lo más natural posible.
  • Aplica el tono más claro en la frente y la barbilla. Debes saber que el iluminador no solo te sirve para contornear tu rostro sino también para conseguir un buen aspecto si lo utilizas junto con el corrector. Finaliza aplicando una pequeña cantidad de colorete en la zona central de las mejillas y extiéndelo hacia las sienes.

Rostro redondo

Las caras redondas son aquellas que son igual de anchas que de largas. Suelen tener una apariencia más joven y unas mejillas más pequeñas y rellenas. Intentaremos que nuestro rostro se vea más largo y menos “gordito”.

¿Cómo hacer contouring a una cara redonda?

  • Crea el efecto de alargar tu rostro, aplicando el tono oscuro en la zona de la sien, debajo de tus pómulos y en la línea de la mandíbula
  • Aplica el tono en la parte central de la frente y en la barbilla. 
  • Aplica el colorete haciendo un ángulo de 45 grados que vaya de la mejilla a la sien.

Rostro cuadrado

Las caras cuadradas suelen caracterizarse por ser igual de anchas en la frente, mejillas y barbilla. Nuestro objetivo será suavizar nuestros rasgos para que no parezcan tan fuertes.

 ¿Cómo hacer contouring en rostros cuadrados?

  • Aplica el tono oscuro en los extremos de la frente, a lo largo de la línea de la mandíbula y debajo de los pómulos
  • Aplica el tono claro sobre el centro de tu frente, en la barbilla y encima de los pómulos. 
  • Por último, suaviza la línea de la mandíbula aplicando colorete en el centro de las mejillas en pequeños círculos. Si utilizas la misma brocha que para el contorno, recuerda primero limpiarla bien para evitar la mezcla de ambos colores y poder conseguir el efecto deseado.

Rostro en forma de corazón

Si tu frente es más ancha que la barbilla y esta es casi puntiaguda, tienes un rostro en forma de corazón.

¿Cómo contornear el rostro en forma de corazón?

  • Aplica el tono oscuro en los extremos de la frente y debajo de los pómulos para destacar tus rasgos. Finaliza aplicando una pequeña cantidad bien difuminada debajo de la barbilla para suavizarla.
  • Aplica el tono claro o polvos iluminadores con una brocha pequeña en el centro de la frente y en la parte superior del pómulo. 
  • Aplica el colorete en el centro de las mejillas justo debajo de la pupila del ojo.

Rostro alargado

Tienes la cara alargada si su longitud es dos veces su anchura. Si tu cara tiene una forma alargada, tienes que buscar un balance a través del maquillaje contorneando el rostro de la siguiente forma:

Contornear un rostro alargado

  • Aplica el tono oscuro en la parte de debajo de la barbilla y en la parte de la línea de crecimiento del pelo para crear un equilibrio en el rostro.
  • Aplica el tono más claro en el centro de la frente y en la parte superior de las mejillas. Por último, con una brocha pequeña, aplica un poquito de polvos iluminadores justo debajo del labio inferior.
  • Da un toque de rubor a tu rostro aplicando colorete sobre de las mejillas en forma de movimientos horizontales. Así ensancharás tu rostro.

Espero que os haya gustado.

Hasta Pronto,

Elena Grande, consultora de belleza

654 499 178

elenagrande.mk@gmail.com

@elegran

https://www.facebook.com/elegran

Share this

DEJA UNA RESPUESTA