16 Feb

Ideas para condimentar la vida sexual: 5 consejos para comenzar

En ciertos momentos de la vida de una persona, es normal sentirse menos interesado en el sexo, especialmente si está viviendo una relación a largo plazo. Aunque sea normal, no significa que no sea angustioso. Hay formas en que puedes reavivar tu fuego sexual. Puede que sientas que ya has probado todos los aspectos básicos y ahora es el momento de darle vida a nuevas ideas sexuales. Pero puede ser intimidante plantear nuevas ideas sobre sexo a tu pareja. Las parejas a menudo discuten sobre la frecuencia de tener relaciones sexuales, sobre qué hacer juntos en la cama y sobre cómo ser creativos.

Para que esto te asuste menos, piensa en ello como un experimento o un juego. ¡Se necesita práctica! Este es el momento para que tu y tu pareja probéis cosas nuevas, y no siempre va a ser perfecto desde el primer intento. También puedes probar cosas que no te gustan, ¡y eso también está bien! Es tu oportunidad de probar y degustar, como si fuera un viaje a una cervecería o a un bar nuevos.

Puedes que estés nervioso acerca de cómo va a reaccionar tu pareja. Cuando decidas hablar con ella, asegúrate de estar en un lugar tranquilo y cómodo, libre de interrupciones. También es importante asegurarse de que la conversación no sea apresurada, sin que haya que preocuparse por la posible presencia de un niño o que suene el teléfono. Elija un momento y un lugar en el que su pareja se sienta cómoda.

Ten en cuenta que algunas personas se vuelven inseguras o lo consideran inapropiado cuando su pareja sugiere algo nuevo en la relación sexual.

Comienza por felicitar a tu pareja y hazle saber cuánto disfruta de su vida sexual con ella. Luego dile que te gusta la aventura y quieres intentar algo nuevo.

Algunas ideas de sexo para comenzar …

  1. Cambiar de sitio para el sexo

 

¡Cambiarlo puede ser algo tan sencillo como entrar en tu sala de estar! ¿Cuándo fue la última vez que tuviste sexo en el sofá? ¿En la encimera de la cocina? ¿En una silla? También puedes pensar en una escapada de fin de semana: el sexo en vacaciones es una forma divertida de mantener las cosas frescas y emocionantes.

 

  1. Probar una nueva posición

Intenta ampliar tu libro de juegos sexuales abandonando el estilo misionero y el modo perrito. No tiene que ser complicado, simplemente puedes comenzar poniéndose de pie y apoyando una pierna en la cama o en una silla. También puedes intentar comenzar con un masaje de aceite antes de empezar una posición sexual.

El ‘Poste’ es una nueva posición emocionante y desafiante. El amante penetrante sostiene al amante receptor. La pareja receptora envuelve sus piernas alrededor mientras es penetrada. Para las mujeres, el hueso púbico del hombre se frotará contra su clítoris para darle más placer.

Si no estás listo para posiciones de pie como ‘el Poste’, prueba ‘La silla’. El amante penetrante se sentará en una silla mientras que la pareja receptora se sienta en la parte superior y baja para ser penetrada. Es más fácil que dominar posiciones de pie. También puedes intentar quitar la silla y agacharte contra la pared, aunque esto es un poco más difícil

.

  1. Compra un juguete sexual

Hay muchas razones para incorporar un juguete sexual en tu vida sexual. Algunas personas dependen de ellos para alcanzar el orgasmo, y otras las usan para mejorar. Antes de comprar juguetes sexuales, ¡hay mucho que saber!

Sin regulaciones, las empresas pueden hacer juguetes con el material que quieran. Estos pueden ser tóxicos y peligrosos. Ten en cuenta que un juguete sexual seguro probablemente costará más de 30 euros. La silicona, el vidrio, el acero inoxidable y Pyrex son seguros para tu cuerpo.

Hay vibradores para parejas que están destinados a mejorar las relaciones sexuales. Algunos de estos vibradores se usan mientras su compañero penetra. Más allá de los vibradores y los consoladores, hay muchas otras opciones como herramientas de dominación, cuñas que ayudan con las posiciones y juegos que mantienen las cosas emocionantes.

 

  1. Prueba el juego anal

Con cuidado y paciencia, puedes integrar el sexo anal en tu dormitorio para el mayor placer tuyo y de tu pareja. Lo más importante a tener en cuenta: ir despacio. Es realmente difícil ir demasiado lento. La mayoría de las personas necesitan mucho tiempo y paciencia para poder recibir sexo anal, por lo que debes comenzar con un dedo y paciencia antes de llegar al tamaño de un pene o de un consolador. Entrar puede ser la parte más estimulante y desafiante, así que tómatelo con calma. Una vez que tu o tu pareja estéis dentro, quédate quieto por unos momentos para permitir que el ano se relaje.

UTILIZA LUBRICANTES. Montones. A diferencia de la vagina, el ano no se lubrica. El lubricante es esencial para ayudar a facilitar la entrada. El de silicona es particularmente bueno para el sexo anal, pero puedes usar el que prefieras.

 

  1. Explora una fantasía

¡Las fantasías son super saludables! Son incluso mejores cuando se comparten. Juega un juego con tu compañero en el que ambos compartís vuestras fantasías más suaves y más salvajes. Es fácil comenzar con una suave y luego pensar en la más salvaje que puedas imaginarte.

Las fantasías ni siquiera tienen que ser representadas, pueden permanecer completamente en vuestra imaginación compartida. Podrías imaginarte viendo un trío porno o incluso descargando una aplicación para pasar a través de posibles compañeros de trío sin siquiera actuar en el trío.

Hay muchas ideas de sexo para explorar: ¡desde la dominación y atuendos especiales hasta compartir pornografía! Amplía tu definición de sexo y estate dispuesto a probar cosas nuevas. Asegúrate de comunicarte con tu pareja para asegurarte de que estáis cómodos y satisfechos mientras estáis experimentando.

 

Así que….

¡¡¡ A divertirse !!!!

 

Os dejo aquí algunos juguetes que podéis comprar en Amazon si tenéis un poco de verguenza de las sex shops.

 

Los aceites 

                                             
Los juguetes

                 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share this

DEJA UNA RESPUESTA